No importa lo deprimido que te sientas en este momento, intenta comprometerte a hacer ejercicio todos los días; tienes la garantía de que te sentirás mucho mejor en poco tiempo. Si tienes muy poca experiencia, todo lo que necesitas hacer para comenzar es cambiar ciertos hábitos para ponerse en forma desde cero.

El divorcio es una experiencia muy traumática que puede afectar a una persona emocional, mental y físicamente.

Dado que la separación y el divorcio tocan todos los aspectos de tu vida, debes luchar contra ellos con una actividad que fomente la curación en todos los niveles; una de estas actividades es el ejercicio.

Hay muchos beneficios de hacer ejercicio después del divorcio, y mejorar el bienestar mental y emocional es solo uno de ellos.

Hacer ejercicio es una actividad social

La separación y el divorcio a menudo hacen que las personas se cierren e incluso eviten el contacto social.

La actividad física te da la oportunidad de salir y conocer gente. También te mantiene responsable y en el camino correcto.

Si decides apuntarte a un gimnasio, entrenamiento en grupo o practicar cualquier tipo de deporte, puedes conocer personas de ideas afines y hacer nuevos amigos.

Sin embargo, si no deseas que tu actividad física sea social, no tiene por qué serlo. A veces uno necesita estar sólo y hacer ejercicio es una excelente manera de tener algo de ‘tiempo para mí’ y recargar las pilas, algo fundamental despúes de una ruptura o divorcio.

De hecho, muchas personas eligen ejercitarse solas, pensar en sus cosas y contemplar el futuro mientras, al mismo tiempo, hacen algo saludable y beneficioso tanto para el cuerpo como para la mente.

La actividad física ayuda a salir más

La naturaleza tiene un efecto maravilloso en el cuerpo. Pasar tiempo al sol, respirar aire fresco y disfrutar de la vegetación permite que la mente y el cuerpo se relajen y descansen.

Entonces, si tienes la oportunidad, elige hacer ejercicio al aire libre. Puedes pasear, caminar, trotar o ir en bicicleta mientras disfrutas del entorno.

Muchas personas sienten que todo se derrumba a su alrededor después del divorcio, así que trata de disfrutar de las pequeñas cosas. Te recordará que estás vivo, que la vida es hermosa y que, aunque suene a topicazo, la vida continúa.

Hacer ejercicio libera endorfinas

¿Has oído hablar de la euforia del corredor? Hacer ejercicio desencadena una oleada de sustancias químicas “felices” llamadas endorfinas que, sin duda, serán útiles cuando atravieses momentos difíciles como el del divorcio.

Las endorfinas que el cuerpo produce durante la actividad física pueden estabilizar el estado de ánimo, ayudar a combatir la depresión y hacer que te sientas mejor en general.

Lo bueno es que no necesitas correr un maratón para beneficiarte de la euforia del runner.

El ejercicio ayuda a reducir el estrés

Uno de los mayores beneficios de hacer ejercicio después del divorcio es que puedes reducir significativamente el estrés.

Durante la separación o el divorcio, las emociones se intensifican. Las cosas pueden ponerse bastante tensas, casi hasta el punto de romperse.

Cuando tengas ganas de explotar con tu ex, tus hijos o tus compañeros de trabajo, desahogarse con un amigo o consejero de confianza es una excelente manera de reducir el estrés.

Si bien un buen terapeuta y un buen amigo suelen ser suficientes, si no puedes encontrar ninguno, prueba a ir al gimnasio o a hacer ejercicio en casa o en la calle.

Consejo: elige un gimnasio que tenga un buen saco de boxeo: ¡te sentirás renacido sin tener que lastimar a nadie! Si bien la violencia nunca es la respuesta, practicarla en entornos controlados es una excelente manera de desahogarse, liberar esas endorfinas y reducir el estrés.

Si sientes que el gimnasio no es para ti, busca un deporte que disfrutes. Puede ser algo que siempre has querido hacer, como montar a caballo, o algo que te encantaba hacer y te gustaría retomar, como el tenis. Lo verdaderamente importante es elegir algo que te guste.

Cuando estés libre del estrés que rodea tus pensamientos, verás como automáticamente te sentirás mejor y dormirás mejor, pensarás con más claridad y tendrás más energía y menos fatiga.

La confianza en uno mismo aumenta en las personas que hacen deporte

¿Este beneficio psicológico del deporte mola mucho, verdad? Pocas cosas mejores que una persona que va por la vida con actitud y rebosando confianza en si mismo. 

Pues bien, hacer deporte puede ayudar a aumentar la confianza y mejorar el autoestima. A medida que la fuerza, las habilidades y la resistencia física aumentan, mejora la imagen y el aspecto de uno mismo.

Adeás, el deporte proporciona una sensación de dominio y control que a menudo conduce a un sentimiento de orgullo y confianza en sí mismo.

Con la fuerza y la energía renovadas y a tope, es más probable tener éxito tanto en el deporte como en la vida personal.

Hacer ejercicio te impulsa a ser más saludable

Muchas personas notan fluctuaciones de peso durante el período de separación/divorcio.

Tanto si has ganado peso como si lo has perdido rápidamente, esto no es saludable.

Sin embargo, si haces ejercicio con regularidad, podrás controlar tu apetito y  quemar algunas de esas calorías acumuladas.

También te alentará a elegir mejor los alimentos, a deshacerte de la comida procesada, a tomar menos alcohol y a prestar más atención a la compra de alimentos saludables.

Una buena dieta no solo te ayudará a controlar tu peso, sino que también te hará sentir más fuerte y más concentrado en cualquier obstáculo que se te presente.

Hacer ejercicio después del divorcio mejora el autoestima

Si tu ruptura o divorcio destrozó tu confianza, la actividad física es una de las mejores formas de reconstruirla.

Hacer ejercicio te ayudará a reconstruir la autoestima y a volver a tener confianza en sí mismo, lo cual es beneficioso si estás tratando de mantenerte fuerte o incluso para conocer a gente nueva.

La avalancha de endorfinas hará que el mundo se vea un poco mejor, al menos por un tiempo, después de tu entrenamiento.

Además, si tienes problemas con la alimentación emocional después de tu ruptura o divorcio, hacer ejercicio te ayudará a perder peso y tonificar tus músculos. Y si te ves mejor, ¡a menudo te sentirás mejor!

Como has comprobado, estar en forma y hacer ejercicio es algo fundamental después de cualquier proceso de ruptura, separación o divorcio. Ahora bien, eso no quita que te busques un buen abogado por lo que pueda pasar 😜

Share This