Empieza la fase 3 en muchas ciudades de España y con ella, gimnasios y centros deportivos se van sumando a la nueva normalidad del deporte. Esto hace que mucha gente se replantee la siguiente pregunta: ¿Cómo puede afectar hacer ejercicio con mascarilla?

A continuación, respondemos a las preguntas más frecuentes que se suelen plantear en relación a hacer ejercicio con mascarilla:

¿Hay que hacer ejercicio con mascarilla?

Esta suele ser la primera duda que nos planteamos y la respuesta es simple: en la calle no es necesario, pero si vamos a ir a un gimnasio es obligatoria la mascarilla, además de tener que guardar la distancia de seguridad.

¿Qué pasa si hago ejercicio con mascarilla? 

En comparación con la respiración normal, el uso de cualquier tipo de mascarilla disminuye el flujo de aire hacia los pulmones. Menos oxígeno en los pulmones significa menos oxígeno en el torrente sanguíneo y en los músculos que se trabajan, lo que dificulta el entrenamiento. 

Las mascarillas tienen diferentes niveles de restricción del flujo de aire, dependiendo del grosor del material. Con menos aire, el cuerpo tiene menos oxígeno disponible para utilizar durante el ejercicio para convertir la glucosa (azúcar) en energía. 

Cualquier persona, incluso las que tienen un nivel alto de condición física, debe esperar fatigarse más rápido al hacer ejercicio con mascarilla. Podría compararse este nuevo escenario con los entrenamientos de altitud o cuando se usan máscaras de privación de oxígeno para obtener una mayor aptitud respiratoria (esto es algo que los atletas de élite hacen). 

Sin embargo, esta nueva situación no va a ser igual de molesta a lo largo del tiempo: en un par de semanas el cuerpo se adaptará, volviéndose más eficiente en la metabolización del oxígeno. Aunque si al principio comienzas a sentirte mareado, desequilibrado o demasiado cansado, para inmediatamente.

preguntas frecuentes al hacer ejercicio con mascarilla

¿Es seguro hacer ejercicio con mascarilla?

En general, sí, es seguro hacer ejercicio con mascarilla, ya que la mayoría de las personas pueden realizar todos y cada uno de los ejercicios con una mascarilla.

Aún así, y sobre todo al principio, deberás controlar cómo te sientes mientras haces ejercicio y vigilar síntomas como mareos,  entumecimiento, hormigueo o falta de aliento.

¿Es malo hacer ejercicio con mascarilla?

Como diría la canción: depende.

Las personas que tienen afecciones cardiovasculares o respiratorias subyacentes deben tener precaución al hacer ejercicio con mascarilla. La severidad de su condición determinará si es apropiado o no hacer ejercicio con mascarilla.

Ejemplos de tales afecciones incluyen asma, trastorno pulmonar obstructivo crónico, bronquitis, fibrosis quística, fibrosis pulmonar y cualquier otra enfermedad que afecte el corazón o a los pulmones. Si tienes una afección cardiovascular o respiratoria, lo mejor es preguntarle a tu médico si puedes hacer ejercicio con mascarilla antes de intentarlo. También puedes optar por hacer una rutina de entrenamiento en casa

Por otro lado, las personas que son nuevas en el ejercicio físico o que no lo han hecho durante mucho tiempo, deben prestar especial atención si van a hacer ejercicio con mascarilla. En estos casos, es fundamental controlar la intensidad del entrenamiento, llevándolo a cabo a un ritmo bajo y moderado para evitar síntomas como mareos y desmayos.

¿Puedo hacer ejercicio con mascarilla a la misma intensidad que antes del confinamiento?

Debido al aumento en la dificultad al respirar, es normal quedarse sin aliento más rápido de lo que normal. Es posible que no puedas entrenar al mismo nivel que antes, por lo que puedes esperar una disminución en el rendimiento de tus entrenamientos al hacer ejercicio con mascarilla.

Esto no va a afectar a todo el mundo por igual, ya que las personas que tengan un mayor nivel de condición física no van a sentir los efectos de hacer ejercicio con mascarilla tan duramente como las que están comenzando.

Debes prestar atención a cómo tu cuerpo responde al hacer ejercicio con mascarilla, especialmente durante los entrenamientos de intervalos de alta intensidad (HIIT), crossfit, ejercicios de cardio y ejercicios pliométricos. 

Si te sientes mareado o sin aliento, debes sentarte y descansar. Si al hacerlo los síntomas no desaparecen relativamente pronto, quítate la máscara para poder respirar normalmente.

hacer ejercicio y correr con mascarilla a que intensidad

¿Es bueno hacer ejercicio con mascarilla?

Aunque no vas a conseguir sentirte igual de cómodo al entrenar o correr con mascarilla, esta nueva situación también tiene su lado positivo:

La buena noticia es que tus pulmones y tu sistema cardiovascular están haciendo un entrenamiento adicional al hacer ejercicio con mascarilla, ya que proporciona una resistencia respiratoria adicional.

Cuanto más ejercicio hagas con la mascarilla, más se acostumbrará tu cuerpo al flujo reducido de oxígeno. Esto debería hacer que te sientas como una bestia cuando finalmente puedas entrenar sin la mascarilla.

Cómo saber si estás recibiendo suficiente oxígeno al entrenar o correr con mascarilla

Mientras no tengas una afección respiratoria o cardiovascular subyacente, lo más probable es que recibas suficiente oxígeno al entrenar o correr con mascarilla.

La forma más precisa de determinar si estás obteniendo suficiente oxígeno es usar un oxímetro de pulso, que dice exactamente la saturación de oxígeno que hay en la sangre.

La siguiente mejor opción (y más barata) es simplemente escuchar a tu cuerpo: Si experimenta mareos, falta de aliento extrema o entumecimiento y hormigueo, debes dejar de hacer ejercicio inmediatamente, sentarte para descansar y beber agua para mantenerte hidratado.

Share This