Entrenar por la mañana o por la noche: ¿qué es mejor para aprovechar al máximo el ejercicio? Algunos dirán que no hay diferencia, ya que de todos modos tendrías tu dosis diaria de actividad física. 

En este post vamos a analizar las diferencias entre entrenar por la mañana o por la noche y lo que puedes sacar de cada uno. 

ENTRENAR POR LA MAÑANA: ¿ES BUENO O MALO?

Las funciones corporales están en su punto más bajo cuando acabas de despertarte, ya que el sueño deja al cuerpo en un estado de reposo. Sin embargo, hacer ejercicio por las mañanas no solo ayuda a poner en marcha a tu cuerpo para el día, sino que también te ayuda a terminar el día mejor, al proporcionar una mejor calidad de sueño. 

Beneficios de entrenar por la mañana

✅ Es más probable que no falles a tu entrenamiento diario de la mañana. Cuando empiezas a hacer ejercicio antes de comenzar tu rutina, te das tiempo para concentrarte en tu bienestar físico. Como dicen, la salud es riqueza.

✅ Hacer ejercicio temprano en la mañana puede ayudar a aumentar tu nivel de energía en la tarde. ¡El cuerpo humano funciona al máximo a media tarde, y los estudios han demostrado que una rutina de ejercicios en la mañana podría ayudar a elevar esto aún más!

✅ Hacer ejercicio antes del desayuno puede ayudar al cuerpo a quemar grasa de manera más efectiva, en comparación con un entrenamiento nocturno. Además de eso, hacer ejercicio por la mañana acelera el metabolismo, lo que significa quemar calorías durante todo el día, en lugar de después de un entrenamiento nocturno cuando estás durmiendo (cuando el metabolismo es más bajo).

entrenar por la mañana beneficios

Desventajas de entrenar por la mañana

❌ Es difícil estar motivado para levantarse temprano para hacer ejercicio, especialmente si no eres una persona madrugadora. Nuestros pulmones funcionan a un ritmo más bajo por las mañanas, ya que nuestras vías respiratorias se contraen después de dormir por la noche, lo que hace que salir del estado de sueño sea más difícil.

❌ Las articulaciones y músculos son más rígidos al despertarse, por lo que hay un mayor riesgo de sufrir lesiones al hacer ejercicio por la mañana. Antes de correr o de empezar en el gimnasio, asegúrate de hacer algunos estiramientos ligeros y respirar profundamente para permitir que la sangre fluya.

❌ Hacer ejercicio antes de desayunar podría ponerte en riesgo de agotamiento y fatiga.

entrenar por la noche es bueno

ENTRENAR POR LA NOCHE: ¿Es bueno o malo?

Numerosos estudios dicen que entrenar por la noche es mucho más beneficioso que hacer ejercicio en la mañana, ya que las funciones corporales están en su mejor momento a última hora del día, por lo que tendrás más energía y más fuerza para un entrenamiento óptimo. Sin embargo, a muchos les resulta más difícil hacer ejercicio después de un largo día de trabajo.

Beneficios de entrenar por la noche

✅ La temperatura corporal es más alta por la noche. Los músculos y las articulaciones son hasta un 20% más flexibles en comparación con la mañana, lo que hace que sea más fácil y menos estresante hacer ejercicio. Las posibilidades de lesiones durante el ejercicio también son menores que los entrenamientos matutinos.

✅ Es probable que tengas más energía para hacer ejercicio en la segunda mitad del día, en comparación con la primera. No solo eso, el metabolismo y las funciones pulmonares también funcionan mejor al final de la tarde / noche, por lo que tendrás más fuerza y ​​resistencia durante la sesión de entrenamiento cardiovascular.

✅ Hacer ejercicio por la noche te brinda una salida para liberar el estrés acumulado a lo largo del día. También tendrás la mente más despejada para entrenar, ya que sería tu última tarea del día antes de ir a dormir. 

entrenar por la noche es malo

Desventajas de entrenar por la noche

❌ Es más fácil abandonar una sesión de entrenamiento nocturno utilizando el trabajo o el cansancio como excusa. Ocasionalmente, hay demandas inesperadas de trabajo o familiares que también tienen prioridad, lo que hace que las rutinas de entrenamiento nocturno sean más difíciles de programar que las rutinas matutinas.

❌ Hacer ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarse podría hacer que sea más difícil conciliar el sueño. Después de un entrenamiento, la temperatura corporal, el metabolismo y la frecuencia cardíaca son elevados, lo que puede interrumpir la capacidad del cuerpo para descansar. Si te ocurre, prueba a hacer algunos estiramientos ligeros o yoga antes de dormir.

❌ Las opciones de entrenamientos nocturnos pueden ser limitadas, especialmente en invierno si entrenas en la calle. A partir de las 18:00 se va el sol en muchas ciudades y anochece, lo que reduce la visibilidad para entrenar por la noche en según que sitios. Del mismo modo, los gimnasios también suelen estar más concurridos después del horario de oficina.

Como has visto, hay ventajas innegables para entrenar por la mañana o por la noche. Debes elegir en función de tu rutina, estilo de vida y gestión del tiempo. 

Por último, recuerda que no es necesario hacer ejercicio siempre a la misma hora. Dependiendo del día, puedes cambiar y entrenar por la noche o por el día ¡Se flexible con tu rutina de ejercicios y recuerda que cada esfuerzo cuenta!

Share This